miércoles, 29 de marzo de 2017

REGISTROS AKASHICOS



Los Registros Akashicos son una memoria universal, un espacio multidimensional donde se archivan todas las experiencias del alma incluyendo los conocimientos y experiencias de las vidas pasadas, la vida presente y las futuras. Es un sistema energético que contiene todas las cualidades del alma para su evolución en esta vida, su razón de ser y el sentido de la existencia.


Existe para diferentes: planos, individual, planetario y universal, con diferentes frecuencias de vibración. En Egipto se conoce como las Tablas de Thoth, en la biblia como el Libro de la Vida, en el Islam, Tabla Eterna y los Mayas, Banco Psi. El adjetivo Akashicos proviene de Akasha, del antiguo sánscrito de la India, significa éter, espacio o energía cósmica que invade todo el universo y es el vehículo que transporta el sonido, la luz y la vida. Es la realidad del mundo.

El kasha nos muestra una dimensión profunda más allá de las cosas, el tiempo y el espacio, nos acerca a comprender la naturaleza del mundo y de nosotros mismos. Nos enseña que detrás de la apariencia de las cosas hay un mundo interconectado. Nos hace conscientes de que el ser humano, el universo y el cosmos, están conectados entre si, por lo que nuestra acción afecta a todo. Nos recuerda el poder de crear que llevamos dentro, de las posibilidades y las responsabilidades.

Akasha nos acerca a manifestar nuestro potencial completo, despejar nuestras dudas, contestar nuestras preguntas.Nos podemos conectar con los registros Akashicos a través de nuestro Ser Superior y Guías Espirituales y revelar respuestas a las preguntas mas profundas de nuestra alma como: ¿para que he venido?, ¿Cuál es mi misión en esta vida?, ¿Por qué y para que me pasa lo que me pasa?… todas las preguntas encuentran respuesta en el Akasha.

Los Registros además de tener una inmensa cantidad de información también tienen poder para sanarnos, para activar nuestra maestría personal y el ADN, en definitiva para vivir la vida que estamos destinados a vivir. Toda la información del alma se carga en el ADN que esta directamente conectado con la Tierra, Gaia. Nuestras experiencias, pensamientos, emociones, etc., dejan una energía en un plano sutil de Gaia, por lo que nada de lo que hacemos, pensamos, sentimos y experimentamos queda fuera del registro.

Cada aprendizaje, cada superación, cada acto de amor hace una diferencia para ella. Accedemos a los registros a través de nuestro Ser Superior, los Guías espirituales, nuestra intención y apertura. No se puede entrar si no hay una vibración elevada y un propósito digno. Todo ser humano tiene la capacidad de acceder a ellos y activar sus dones divinos, llegar a una conciencia elevada y una vida con un profundo sentido. Los Registros Akashicos son solo uno de los varios caminos para el descubrimiento del verdadero potencial de todo ser. En una sesión se revela el propósito único e irrepetible de la persona y que cualidad, competencia o don será necesario para cumplir con la misión en esta vida. Nos conectamos con esa cualidad desde el dharma que sigue presente en nuestro subconsciente, en la memoria celular y se activa para dejar salir la luz que nuestra alma anhela manifestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario