jueves, 22 de marzo de 2018

ADELGAZAR DE FORMA SALUDABLE Y SIN SUFRIMIENTO



Adelgazar saludablemente requiere disciplina, dedicación y adoptar hábitos que promuevan una reeducación del estilo de vida y de la forma en que nos relacionamos con la comida. Luchar contra la balanza no siempre es fácil, pero seguir algunos simples consejos pueden hacerte perder peso casi sin querer.

Cómo adelgazar sin sufrimiento

1. Evita comer después de las 21 horas
No es verdad que el metabolismo se ponga más lento o que se quemen menos calorías en ese período, pero la ingesta de alimentos tarde por la noche puede realmente entorpecer la pérdida de peso porque, la mayoría de las veces, quien suele comer en ese horario elige opciones poco sanas, ricas en grasas y azúcar, antes de ir a la cama.


2. Tu relación con la comida no puede ser de tristeza o estrés
Así que permítete, de vez en cuando, consumir esos alimentos que te encantan y que, generalmente, son prohibidos por las dietas. Solo hazlo con moderación.

3. Pon atención a la masticación
Y a cada bocado que te llevas a la boca cuando comes. No comas frente a la TV o mirando el celular o el computador. Este hábito simple garantiza una mejor relación con la comida y hace que te sientas saciado más rápidamente, sin comer en exceso por simple distracción.

4. Intenta preparar por lo menos la mitad de tus comidas
Y evita recurrir a comidas congeladas o entrega a domicilio. Además de cuidar de tu salud lograrás adelgazar con más facilidad.

5. En lugar de los jugos naturales, prefiere consumir las frutas directamente 
Disminuirás la ingesta de calorías y, además, aprovecharás las fibras de los alimentos, que normalmente se pierden en las bebidas.

6. Evita mantener almacenados alimentos poco saludables
Es preferible que galletas, bizcochos y comidas congeladas, por ejemplo, no estén al alcance. Para no caer en la tentación, llena tu despensa con frutas, granos y otras opciones que contribuyan a perder peso.

7. Mantente bien hidratado
Bebe por lo menos 2 litros de agua al día. Muchas veces el cuerpo confunde la sed con el hambre y te hace comer incluso cuando ya te has saciado, lo que entorpece cualquier dieta.

8. Comienza las comidas por las ensaladas
Además de evitar el hambre en exceso, comenzarás a consumir opciones más saludables y te saciarás antes con alimentos más livianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario