jueves, 21 de noviembre de 2019

NO DEJES IR A QUIEN TOCA MÁS TU ALMA QUE TU CUERPO


La vida nos trae a diferentes clases de personas a nuestra puerta, así como nos arrastra a los brazos de otras. Toda persona que se cruza en nuestro camino tiene una misión para cumplir con nosotros y nosotros con ella. Sin embargo, hay algunas a las que jamás deberíamos dejar ir.

En un mundo de inmediateces y de conductas tan materialistas, es posible confundirnos y llegar a creer que quien más contacto físico tiene con nosotros es quien más nos ama, pero no necesariamente es así.
Hay personas que pueden pasarse su vida a nuestro lado, pero nos pasan desapercibidas. ¿Por qué? Porque se dedican a acariciar nuestra alma, y las sensaciones que provocan no son tan intensas como las físicas.Descubre quién te está tocando el alma y no lo dejes ir.

Señales que indican que alguien te toca el alma

Te hace sonreír: haz un recuento de cada vez que sonríes. Ahora identifica a la persona que logró este efecto en ti. Ya sabes quién es, así que puedes empezar a tomar acciones para que siempre esté a tu lado.

Te hace ver lo mejor de ti: cuando te miras al espejo y encuentras una arruga, esa persona ve lo radiante que eres y te lo dice. Es alguien que halaga tu comida (o lo acertado que te has mostrado al elegir el restaurante); que le gusta tu ropa y que te recuerda que tienes una mirada muy hermosa. Hay veces que su imagen se desdibuja ante ti, ya que das por sentado sus halagos y su apoyo, pero piensa cómo serían las cosas si no contaras con ellos. Si ya comienzas a sentir el vacío, es que esa persona te acaricia el alma.

Te ayuda a corregir tus defectos con sutileza: mientras otra persona te espeta sin el más mínimo tacto: “¡Eres un torpe!” Esta persona te pide que lleves el plato con cuidado parque que no se te caiga. Un día te levantas y te das cuenta que eres alguien mejor. Mira hacia el otro lado de la cama, si es gracias a él o ella, no lo dejes partir.

Confía en ti: no tienes que jurarle lo que le dices ni prometerle lo que le propones, se trata de alguien que confía plenamente en ti y que sabe que harás lo mejor de tu parte para que todo salga lo mejor posible. Si las cosas no se dan como las planeaste, nunca se le ocurre acusarte de nada, porque sabe que tu intención fue siempre la mejor.

Está presente en los momentos más difíciles: es alguien a quien no tienes que llamar para que transite contigo esos momentos por los que nadie quiere pasar. Esta persona está a tu lado del mismo modo que lo está el aire que respiras.

Te ama, pero no necesariamente lo repite como un disco rayado: su amor está tan presente, que no es necesario que te lo diga. Sin embargo, puede ser que dudes que te ama, ya que hoy necesitamos que todo sea dicho de forma explícita.
Recuerda que la persona que te toca el alma, es sutil, reservada y vela por tu bienestar. ¿Es necesario que te diga lo que te demuestra con cada latido de su corazón?

Descubre quién te está tocando el alma y no lo dejes ir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario